0

Cocina: Galletas de mantequilla al té

Hoy traemos una receta muy sencilla y para toda la familia que seguramente hará las delicias de los amantes de los productos britanicos.

Se trata de unas galletas de mantequilla con sabor a té, no obstante y en caso de querer solo las galletas, también se pueden hacer sin él.

Ingredientes (para unas 25 / 30 galletas)

  • 4 (tsp) cucharaditas de té Earl Grey. (un par de bolsas)
  • 115g de mantequilla (ha de estar a temperatura ambiente)
  • 225g azucar.
  • 1 huevo
  • 1 (tsp) cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 (tsp) cucharadita de ralladura de limón.
  • 1/4 (tsp) cucharadita de sal.
  • 2 (tsp) cucharadita de levadura

Preparación

Lo primero que hay que hacer es picar muy finas las hojas del té, sobre todo si vamos a usarlo en hoja y no del que viene preparado en bolsa.

Mezclaremos la mantequilla con el azucar hasta que quede esponjosa y ligera, cuando sea el caso, agregamos el huevo y volvemos a mezclar un poco más.

Ahora agregamos la vainilla, la ralladura de limón y las hojas de té, haciendo que se mezcle y quede de manera homogenea.

Tamizamos la harina, agregamos entonces la levadura y la sal para seguir entonces con la mezcla de la manteguilla.

Tendremos que mezclar hasta que quede una masa consistente pero dura.

Una vez que tengamos la maza hecha, procedemos entonces a hacer un rollo o cilindro con la masa de unos 4cm de diametro.

Para el cocinado, simplemente hemos de tener el horno precalentado a unos 200º o en caso de que sea horno con ventilador 180º.

En una bandeja ponemos laminas de la masa, bien sea sobre papel de horno / vegetal o en caso de que sea directamente en la bandeja, pondremos un poco de mantequilla para que no se pegue.

Dentro del horno, dejaremos las galletas 8 min hasta y una vez pasado este tiempo, las retiramos y dejamos que se enfríen a temperatura ambiente.

Observaciones

Una cosa importante con la masa es que se puede congelar o guardar en la nevera durante unos días, pero en caso de que sean más de 3 días, lo optimo es congelarlo en porciones y sacar las que vayamos a hornear.

Es recomendable usar las medidas tsp, puesto que son las medidas justas, para ello, disponemos de cucharas medidoras en multiples empresas como Amazon, Ikea o Tiger.