0

Cocina: Pan

Hoy vamos a poner algo tan sencillo como es en sí mismo el pan.

El pan ha sido una de las bases de la alimentación dentro de Europa y ha sido exportado alrededor del mundo como un punto importante dentro del consumo del pueblo en momentos de necesidad.

Si bien es cierto que en sí mismo el pan no tiene ningún misterio, hay que destacar que un buen pan, puede acompañar casi cualquier comida.

La receta es realmente sencilla, pero aun y así, el hecho de hacerla nosotros, es muy gratificante.

Ingredientes

250 gramos de harina.
150 mililitros de agua templada.
15 gramos de levadura.
Un pellizco de sal.
30 mililitros de aceite.

Preparación

Si le agregamos poca levadura, podremos hacer masa para pizza.

La harina se puede o no tamizar, ahora bien, si tamizamos la harina, la masa quedará mucho más fina y sin impurezas (o con muchas menos impurezas).

Una vez tamizada la harina, haremos lo mismo con la levadura (en caso de ser en polvo) y agregamos la sal.

Ahora hay que ir añadiendo lentamente el agua templada mientras vamos amasando para que no genere grumos.

Cuando terminemos de agregar toda el agua, agregamos el aceite de manera que esté repartido por toda la masa y seguimos amasando.

Cuando la masa haya dejado de ser pegajosa, la ponemos en un recimiente y la cubrimos con un trapo dejando que quede cubierto de manera que rodee la masa para dejarla reposar unos 30 minutos.

Una vez que haya reposado, le damos forma y la horneamos hasta que quede al gusto.

Observaciones

Hay que usar un aceite que no sea muy fuerte (o sabor de algún tipo), porque de lo contrario puede hacer que tenga un sabor amargo o más fuerte de lo que desearíamos.

Las cantidades tanto de harina como de agua se pueden cambiar para que la masa quede más o menos humeda y por lo tanto, quede más o menos dura.

La masa puede ser amasada mediante una amasadora, pero esta no agregará las suficientes burbujas de aire a la masa para su fermentación, por lo tanto, una vez amasada mediante máquina, tendremos que amasarla entre 5 y 10 minutos manualmente.

Cuando la masa haya reposado, podemos agregarle lo que nos apetezca a la masa.

Se puede usar como levadura un chorro de cerveza, en caso de usar cerveza de trigo le dará un sabor y textura muy característico.

La harina que usemos hará que necesite más o menos agua.

Tags: